La multitarea y como evitarla

 

 

 

Estoy segura que alguna vez en tu vida has realizado más de dos cosas a la vez. Quizás ahora mismo lo estés haciendo: leer este post y hacer otra acción que no te permita estar al 100% concentrada. Hoy te voy a contar qué es la multitarea y como evitarla.

Muchas personas creen que la multitarea te hace ser más productiva y rendir más. Pues no. Justo al contrario. La multitarea hace que no estés concentrada en tu acción principal, y que por el contrario, aquellas tareas que estés haciendo no las hagas con tu mayor capacidad de concentración.

Mirar las redes sociales y escuchar música, leer un post y atender una llamada de teléfono, mirar el correo electrónico y atender llamadas… Estos son algunos ejemplos de multitarea que realizamos normalmente y que lo hacemos sin darnos cuenta.

“Hacer dos cosas a la vez es no hacer ninguna” Publilio Siro.

Ser “multitareísta” significa rendir menos y son realmente malos en todas las tareas que gestionan.

Si que es verdad que las personas podemos realizar dos acciones a la vez, como caminar y hablar, pero lo que no podemos es concentrarnos con dos tareas a la vez.

Pero alguna vez te has parado a pensar ¿porqué realizas dos tareas al mismo tiempo? Quizás es porque te pones demasiadas cosas y no te centras en aquello que realmente es importante. Tenemos la necesidad de hacer demasiadas cosas en el tiempo que disponemos y eso nos conlleva a hacer multitareas.

Pero a veces la multitarea llega a ti sin que te des cuenta.

Estás en la oficina concentrada haciendo una tarea súper importante, y de repente llega tu compañera para que le ayudes a solucionar un problema que tiene. No deja de sonar el teléfono y tienes que contestar las llamadas porque eres tu la persona responsable. Distracciones, interrupciones… Todo parece alinearse para que no puedas centrarte en aquella tarea que quieres terminar.

“Los humanos tenemos una media de cuatro mil pensamientos que entran y salen a diario de nuestras cabezas”

Aquí tienes un gráfico en el que muestra el flujo de trabajo interrumpido y el que no es interrumpido.

Nos damos cuenta que el nivel de concentración baja, que tenemos un cambio en nuestra mente que hace distraernos y nuestra mente tiene que realizar la capacidad de reorientarse para volver a concentrarse en aquella tarea que estaba realizando.

Cada vez que intentamos realizar dos tareas a la vez, lo que hacemos es dividir nuestra capacidad de concentración, por lo que conlleva a no dirigir el 100% de nuestras capacidades en una misma acción.

Aquí tienes un listado de los inconvenientes de ser multitareístas:

  • Son menos eficaces.
  • Pierden un 28% de la jornada laboral por culpa de la ineficacia, ya que alterar una actividad para realizar otra nuestro cerebro se reorienta hacia cada nueva tarea.
  • Acaban desarrollando un sentido distorsionado de lo que se tarda en hacer las cosas. Por lo tanto creen que se tarda más tiempo en realizar una tarea que una persona que está concentrada en sus tareas.
  • Cometen más errores. Suelen tomar peores decisiones.
  • Sufren más estrés, viven peor y son menos felices.

Vale Judit, y ¿cómo lo hacemos para no caer en la tentación y ser multitareísta?

  • Ten claros tus objetivos.
  • Prioriza. Hazte un listado de las tareas pendientes y sobre cada acción hazte esta pregunta: ¿Es importante? ¿Si realizo esta tarea cumpliré con mi objetivo semanal/mensual?. Y luego repite la pregunta a la misma acción hasta que des con aquellas tareas súper importantes.
  • Tu palabra principal tiene que ser LA PRODUCTIVIDAD.
  • Di que no. Ten presente tus objetivos, tus prioridades y si realmente aquella nueva oportunidad se acerca a tu objetivo principal. Si no es así puedes decir (con educación) “no gracias..” y explicar (o no) el motivo por el que no puedes realizar esa colaboración, trabajo, etc.
  • No a las TO DO LIST. Lo sé, te he fastidiado las libretitas y las hojas de “tareas por hacer” pero es que estas listas no nos llevan a nada. Al contrario, hacen que nos distraigan con acciones que quizás no tenemos que realizar en este momento.
  • Agendalo todo. Cada acción y tarea que sea importante ponle fecha de realización.
  • No procrastines.
  • Céntrate en un objetivo diario/semanal/mensual. 

A mi me gusta empezar el día con aquella tarea más importante y centrarme en ella, el resto del día fluye y mi mente está descansada porque me he quitado aquella gestión que me producía estrés mental. 

En resumen, ser una persona que realiza dos o más tareas a la vez es ser improductivo. Y eso no lo queremos para nuestro negocio, ¿verdad?

Déjame en comentarios si tú eres multitareísta o si lo has sido anteriormente pero te has dado cuenta que no eras productiva.

Muchas gracias por leerme,

Ju

PD: Esta información y el contexto es del libro «Sólo una» de Gary Keller.