El método Ivy Lee. Cuántas veces te has preguntado de qué manera tienes que gestionar tus tareas. Hoy con el método Ivy Lee te voy a enseñar a planificar tus tareas y que mantengas una constancia para cumplir con tus objetivos.

Si has estado en alguno de mis webinars sabrás que siempre te recomiendo que plasmes tus tareas en una hoja y que escribas todas tus tareas a mano.

En 1918 dió a la luz un método que cambiaria la percepción y la gestión del tiempo para el empresario Charles M. Schwab.

Schwab, un gran empresario y uno de los hombres más ricos del mundodd, iba en busca la fórmula perfecta para aumentar la eficiencia de su equipo. Schwab, en el 1900 pidió a Ivy Lee que le ayudara con su productividad. Ivy le dijo que tan solo tenía que seguir unos simples pasos.

Schwab aplicó los pasos que Ivy le recomendó. En tan sólo tres meses notó su efectividad. Schwab le pagó más de 24.000 dólares (actualmente unos 400.000 euros) a Ivy por el gran cambio que notó en sus empleados.

El método Ivy Lee es tan sencillo que su aplicación no quita más de 10 minutos al día. Pero estoy segura que te puede surgir una pregunta: ¿Qué pasa cuando te llega un imprevisto urgente? Ivy recomendó que cuando ocurra este tipo de “imprevistos” simplemente piensa que tú misma eres quién eliges lo que debes hacer, cuándo y dónde. “Las emergencias deben tratarse con prioridad, la lista acabará cuando sea el momento, lo indispensable es tener un recorrido marcado para volver a él cuando podamos”.

Unos simples pasos que pueden cambiar tu productividad.

Aplica el método Ivy Lee:

  1. Al final del día escribe las seis cosas más importantes que tengas que hacer el día siguiente. No más de seis.
  2. Prioriza las cosas más importantes. Mi consejo: enúmeralas.
  3. Al despertarte, enfoca toda tu concentración en realizar la primera tarea de la lista. No pases a la siguiente tarea hasta que esté realizada.
  4. No pases a la siguiente tarea si no has realizado la anterior (procrastinar). Sigue el orden que te has marcado en función de prioridades/urgencias.
  5. Si tu día ha terminado y no has podido realizar todas las tareas, no pasa nada, añade las tareas pendientes al día siguiente y sigue el proceso por orden.
El método de Ivy Lee
El método de Ivy Lee diseñado por Judit Cano

¿Porqué tengo que aplicar estos pasos? ¿Realmente funciona?

Cuando llevas gestionando las tareas y el tiempo de otras personas y recibes múltiples preguntas, te das cuenta que todo sigue el mismo patrón: «No tengo tiempo», «Procrastino y no realizo las tareas», «Tengo muchos imprevistos y no termino las tareas programadas», «Me llaman y tengo que atender la llamada porque es urgente»… Estoy segura que te sientes identificada en alguna de estas frases.

Este método es tan simple que solamente pide que realices 6 tareas diarias, no más. Realizar 6 tareas diarias puede ser una acción fácil de realizar. Quizás alguna de estas tareas requiere mucho tiempo realizarla. Es por eso que además de aconsejarte que pruebes este método, te doy estas recomendaciones:

Si te soy sincera, yo he estado realizando este método sin darme cuenta. Lo aplico diariamente y es algo que realmente funciona. Al descubrirlo ahora y leer todas sus fases me doy cuenta que es súper importante saber cuál es la primera tarea que vas a realizar cuando te levantes (o te pongas a trabajar). Esa marcará tu productividad del día.

Ya estamos terminando 2020, un año con muchos imprevistos y cambios en nuestras vidas. La planificación del tiempo ha sido un tema que ha surgido de la nada y se ha hecho viral.

Planificar 2021 tiene que estar dentro de tus prioridades y yo te puedo ayudar.

Voy a realizar un webinar para ayudarte, estoy creando el contenido. Si quieres descubrir antes que nadie la fecha de realización y ver el contenido, he preparado una lista de espera en la que voy a priorizar a todas las personas que quieran planificar su 2021 su interés. Apúntate a la lista en este link.

Hoy, día de la mujer emprendedora, mando un fuerte abrazo a todas las mujeres, madres, hijas que están realizando todas las acciones posibles para poder cambiar este mundo, para luchar por una vida sin machismo y por la igualdad. ¡Feliz día de la mujer emprendedora!

Jud

 

*Información extraída del libro «Hábitos Atómicos» y del artículo de la Vanguardia.